Ibex-35, 12/7/2013

Ibex-35, 12/7/2013

El Ibex-35 sigue en su mini rango lateral entre los 7.700 y los 8.700 puntos (gráfico mensual). Lo más probable es que continúe en este rango, al menos durante el verano, en el que el volumen de negociación es más pequeño. Hace unas semanas el Ibex perforaba la banda de bollinger inferior, pareciendo anticipar una súbita caída. Afortunadamente, a la semana siguiente la sangría se frenó, y siguió consolidando el actual rango, que en un sentido amplio ya durá desde Septiembre de 2012.




Gráfico mensual.


La tendencia de fondo sigue siendo claramente bajista. No hemos conseguido romper esa clarísima línea descendente que baja desde los máximos de 2007. Seguimos intentando romperla, pero si no se hace en los próximos meses, seguiremos cayendo. Esto es sencillo, si se rompe esa línea al alza y se superan los 8.700-9.000 puntos, podemos iniciar ( o continuar) con las subidas. Si no se rompe, seguiremos bajando, o como mal menor, en ese amplio rango lateral de unos 1.000 puntos. 

Como datos positivos tenemos el mantenimiento positivo del indicador Parabolic-SAR.

Ibex-35 mensual histórico desde 1994


En esta imagen tenemos un gráfico mensual de toda la historia del Ibex. Se aprecia claramente la magnitud de la corrección que venimos sufriendo desde finales de 2007, y como las bandas de bollinger empiezan a quedarse planas y paralelas, señal inequívoca del rango lateral en el que estamos. Ciertamente, el riesgo de que podamos estar varios meses en ese rango lateral empieza a ser creciente. Veremos.


Gráfico semanal.



Gráfico semanal Ibex 35













Hace pocas semanas tuvimos un riesgo claro de explosión bajista al perforarse la banda inferior de bollinger tras un rango lateral de cierta duración. Afortunadamente a la semana siguiente se frenó , y continuamos en este rango cansino que va desde los 7.700 hasta los 8.700 puntos, aproximadamente.
A nivel semanal sigue planteando muchas dudas, más que en el horizonte mensual. Los indicadores son bajistas, y el Ibex se mueve de manera errática. Tan pronto tenemos una semana anodina, como una fuerte bajada seguida de una fuerte subida o viceversa. Es un terreno muy complicado, puro caos. Si observamos las líneas de la imagen de arriba, lo comprendemos. Estamos en un cruce de caminos bastante importante. Directrices alcistas, bajistas, antiguos soportes y resistencias, etc. Todas esas líneas rojas confluyen en este horizonte temporal, lo que ayuda a la sensación de caos. 
El riesgo de que se rompa ese “mini-soporte” de los 7.700 puntos  y veamos caídas de cierto nivel, sigue existiendo. En las últimas semanas el Ibex ha intentado superar hasta en 3 ocasiones el techo de los 8.700 puntos, y en las tres, tras no poder romperlo, ha vuelto a caer, cada vez con más fuerza. Mientras estemos por debajo de ese nivel el riesgo de caída es alto. Puede haber esperanza si el soporte de los 7.700 aguanta, el Ibex se consolida en ese rango, y vuelve a atacar con fuerza la barrera de los 8.700 .El ejemplo es muy claro, imaginemos un atleta que intenta superar un obstáculo, batir un record de velocidad, saltar más alto, lo que sea. Lo intenta una primera vez, no puede, como todavía tiene resuello, lo intenta una segunda, no puede. Ya con menos resuello lo intenta otra tercera, y esta vez lo hace peor que las veces anteriores porque tiene menos oxígeno. Tiene dos posibilidades, o descansa un poco, se recupera, y lo vuelve a intentar, o lo deja para otro día. Pues en esas estamos.

Gráfico diario.


Aquí tenemos todos los intentos de superar los 8.700 en gráfico diario. Como vemos, cada vez se ha intentado con menos fuerza, y cada vez las caídas han sido mayores. Ahora está subiendo más lentamente (¿con paso más firme?) que las anteriores ocasiones. Ayer tuvimos una importantísima bajada, que veremos a ver como se digiere la semana que viene. Los indicadores muestran cierto nivel de fuerza, pero la caída del viernes deja un interrogante.


Conclusiones.


Seguimos en una situación muy complicada. Lo más probable es que sigamos construyendo el rango lateral, aunque el peligro de derrumbe es alto. En los últimos días, tras el conato de derrumbe que hubo por San Juan (24 de Junio), se esta construyendo una aparentemente sólida subida, amenazada por la gran caída de ayer viernes. Veremos como digiere esto el mercado.

 En definitiva, seguimos en esta agonía que tanto dura, rezando a la virgen aquello de “virgencita, virgencita, que me quede como estoy”.


(Vistp 6 veces desde l 1/6/17, 1 vistas hoy)