Emprendiendo con marihuana: Flow Kana en San Francisco.

Emprendiendo con marihuana: Flow Kana en San Francisco.

Emprender con marihuana

Marihuana certificada con label de calidad.

Publicidad

Fin de la publicidad
Si hablamos de emprender con pensamiento “out of the box”, es decir, fuera de los límites (que nos autoimponemos), tenemos que hablar de una start-up americana, nacida en pleno Valle, en las inmediaciones de San Francisco, que venden marihuana certificada a sus clientes.

Como bien sabrán nuestros sabios lectores, en algunos estados de Estados Unidos la marihuana se puede consumir con libertad, siempre que sea bajo prescripción médica. La fuente de esta permisividad radica en que se ha demostrado que a algunos pacientes les resulta más beneficioso el consumo de marihuana que atiborrarse de medicinas. En este enlace podemos ver lo que opina el departamento de salud de los Estados Unidos al respecto (está en español). Vemos que son ya 20 los estados que han aprobado el uso medicinal de la marihuana.

Flow Kana, marihuana certificada a la puerta de tu casa.

Y aquí nace la start-up Flow Kana, que se dedica a ofrecer marihuana con diferentes certificados a los clientes, que previamente han tenido que presentar su tarjeta de salud, en la que se lee que están autorizados a consumir marihuana medicinal.

Esta empresa trabaja el concepto farm-to-table como dicen ellos mismos en su web, es decir, de la granja a la mesa. Flow-Kana certifica varios conceptos, que la marihuana ha crecido al sol, sin uso de lámparas que proporcionen luz artificial, y por tanto, crecimiento más rápido; que es ecológica, sin uso de agentes químicos; que los productores son conocidos y visitados por Flow Kana y que se pagan precios justos a los productores.

Como vemos, se trata realmente de una derivación del comercio justo. Aplican conceptos muy parecidos, añadiéndole además el certificado de producto crecido bajo el sol.

Como explican en este vídeo que os dejamos (está en inglés, tiene subtítulos en inglés disponibles), Flow Kana se preocupa de saber dónde crece la marihuana y cómo crece, si lo hace al sol de manera natural, sin pesticidas, etc.

¿Cómo funciona Flow Kana?

Para ser cliente de Flow Kana necesitas, como hemos dicho antes, una tarjeta médica en donde ponga que estás autorizado a su consumo medicinal. Recordemos que la marihuana sigue siendo una droga cuyo consumo “normal” sigue estando prohibido.

Según podemos ver en su página web, disponen de dos productos estándar:
– Comprar un paquete y de 3 cepas distintas, con 1 cogollo de cada una (más de 3 grs por $ 50).
– Compre una sola cepa y obtener un tarro lleno de brotes magníficos (más de un 1 / 8º por $ 50).
Esto de un 1/8 no sé exactamente a lo que se refiere, ¿octavo de kilo, de litro? Parece ser que se refiere a un octavo de la planta 😉

Preguntas que surgen al respecto.

Al principio la marihuana, como otras drogas, eran legales. Recordemos que en España se podía comprar heroína o cocaína en la farmacia. Había vino de cocaína, se hacían refrescos con cocaína (coca-cola), etc.

Heroína Bayer
Heroína marca Bayer, la de las aspirinas.

Llevamos varias décadas con un gran número de drogas prohibidas. Su consumo no se ha erradicado, ni tiene visos de que se erradique. La cocaína vale más que el oro y se la entregamos enterita a los narcos. Cuantos más recursos destinan los estados a luchar contra el narco, mayores son los beneficios de éstos, pues mayor es su precio…

Hay un lema emprendedor que dice que si siempre haces lo mismo siempre obtendras los mismos resultados.

Artículo orginal en SFgate.com

A continuación os dejamos el artículo que me ha servido para conocer este concepto emprendedor tan diferente. Podéis leerlo integramente en inglés en este enlace.

Aquí os dejamos  parte del texto traducido con google translator, lo hemos corregido para hacerla más compresnsible:

Cuando los ciudadanos de San Francisco se despertaron  la mañana del viernes, los que tienen tarjetas de marihuana medicinal fueron capaces de hacer algo de alto grado, el cannabis cultivado al sol aparecerá en sus puertas dentro de una hora.

Flow Kana, la star-up que está detrás de esto, celebró una nueva fiesta de su concepto farm-to-table en las colinas de Berkeley la noche del jueves. Cerca de 125 invitados fueron transportados por una flota de furgonetas a la fiesta en una elegante casa ecológica con vistas a la bahía. Una vez en la casa, las palabras del CEO  de Flow Kana, Michael Steinmetz llegó a través de los altavoces sobre la música de “interestelar”.

Explicó algunas reglas de la casa (no se puede fumar en la propiedad, curioso al menos) a sus clientes – muchos de ellos trabajadores de la industria de cannabis o inversores-y explicó la misión de la compañía: “¿Quién va a cultivar mi cannabis, y con qué valores?” 

Los clientes que deseen utilizar Flow Kana empiezan por la descarga de la aplicación. Una vez que los usuarios verifican que tienen una tarjeta que les autoriza al consumo de marihuana medicianl, rellenan un cuestionario sobre los tipos de cannabis que prefieren, o que les puede favorecer más. A partir de ahí, los clientes pueden navegar por distintos tipos de marihuana (cepas) con nombres como escalofrío, zen, asombro y activa.

La mayoría de las veces, las mercancías llegarán a través de mensajería en bicicleta, envasados ​​en pequeños tarros de cristal, con etiquetas que indican como crecieron, dónde y cuándo. La idea que también subyace detrás las ventas de Flow Kana es dejar de lado los dispensarios, que podríamos calificar como de venta a granel, y dejar que los agricultores creen sus marcas. Si los clientes quieren, pueden leer sobre los agricultores en el sitio web de Flow Kana.

Los clientes pagan en efectivo o tarjeta de débito a la entrega, el pago por transferencia aún es complicado en el negocio de la marihuana. El precio es el mismo para cualquier variedad: $ 50 obtiene alrededor de 3,5 gramos.

(Vistp 5 veces desde l 1/6/17, 1 vistas hoy)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*