¿Cuánto gana mi empresa con una tienda online?

¿Cuánto gana mi empresa con una tienda online?

¿Cuanto gana mi empresa con una tienda online?

En este artículo no vamos a hablar sobre farragosos conceptos técnicos de SEO, usabilidad o CMS. En esta ocasión nos vamos a ir a lo esencial, a lo que toda empresa busca, o debería buscar, que no es otra cosa que el beneficio económico, aumentar los ingresos del negocio abriendo otro canal de venta más, un canal de venta que está disponible las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana. Para ilustrar este concepto siempre nos gusta hablar de esta pequeña empresa de lienzos baratos, que no se conformó con su pequeño taller de impresión sino que se lanzó al mundo online a vender. Cuesta, porque nadie ha dicho que sea fácil, pero al final se consiguen resultados.

 

Como calcular el beneficio posible del canal online

Antes de nada, debemos decir que no es una tarea fácil calcular los posibles ingresos que podremos tener. Si en cualquier faceta empresarial calcular este importe tiene mucho de adivinación y/o acto de fé, en el mundo online esto todavía es mayor. Cada empresa es distinta y cada sector empresarial también, por tanto, no podemos dar valores generales, sino dar unas pautas para comenzar a calcular estos valores.

Para calcular el beneficio haremos como siempre, ingresos menos gastos. Así pues…

 

Gastos del canal online

Los gastos del canal online pueden ser todavía más variables que los ingresos, según lo que la empresa haya elegido. Los gastos más comunes suelen ser:

dominio. Es el nombre de la web, como www.alimennova.com. Esto suele ser entre 10 y 20 € al año, dependiendo del dominio, antiguedad, etc.

alojamiento web. Es donde irán los archivos de la web, es decir, lo que el cliente ve. Un dominio sin archivos no es nada, una página en blanco. El precio del alojamiento puede variar mucho dependiendo de la empresa en donde estén alojados los archivos. En alimennova ofrecemos un alojamiento totalmente escalable, otras empresas ofrecen paquetes cerrados, con importantes saltos entre un paquete y otro…

el programa con el que está hecha la web. Dependiento de lo que hayamos elegido, pagaremos una cuota mensual o no. Si hemos elegido hacer nosotros nuestra propia página web, opción que recomendamos, como por ejemplo con Prestashop o WordPress, no tendremos por qué pagar nada. Si hemos elegido una de esas opciones en las que nuestra web está cautiva, opción que desaconsejamos, tendremos que pagar una cuota mensual de mayor o menor tamaño.

el personal que gestiona la web. Si tenemos personal gestionando la web evidentemente supondrá un coste. Aquí la empresa ha de plantearse si necesita a alguién expresamente para hacer esta labor o si alguien de la empresa puede hacerlo. En esta gestión debe controlar, al menos, los siguientes campos:

◊ Gestión de pedidos y stock. Deberá revisar diariamente los pedidos y el nivel de stock de cada uno de los productos, así como el precio, en caso de que no se ajusten automáticamente.

◊ Introducir nuevos productos. Ha de hacerlo, además, tratando de introducir texto de cierta longitud totalmente original, nada de corta-pega

◊ Vigilar posibles fallos del sistema, usabilidad, optimización SEO, etc.

Como vemos las posibles variaciones son importantes. Una empresa que quiera empezar por un proyecto pequeño puede tener unos gastos recurrentes anuales de unos 60-70 € al año. Otra que tenga necesidades más importantes puede ponerse en varios cientos de euros al mes.

 

Ingresos del canal online

Los ingresos del canal online los vamos a tener que calcular con la siguiente fórmula matemática de tres incógnitas: V*RC*CPC donde:

V son las visitas

RC es el ratio de conversión

CPC es el coste por click, ya sea este una venta o un ingreso publicitario

 

El CPC, calculando los ingresos unitarios

Este valor es lo que calculamos que vamos a ingresar por cada usuario que hace click en nuestra web. Si nuestra web va  a vender publicidad este valor serán unos pocos céntimos de euro. Si vamos a vender productos, este valor deberemos calcularlo haciendo una media del valor de todos los productos que vendamos, por ejemplo, 100 €.

Para simplificar los cálculos, deberemos calcular el margen de venta que nos queda en cada producto, esto es, los ingresos de venta menos el coste de venta y transporte.

Ratio de conversión

El ratio de conversión el porcentaje de visitantes que hace click, sea este click una compra, si hablamos de una tienda online, o de hacer click en un anuncio publicitario. Este ratio varía mucho según la página, el sector, etc…pero podemos dar dos valores más o menos estándar.

Para tiendas online, por mucho que haya por ahí gente que diga que tiene ratios del 2-3% o incluso mayores, uno de los mayores expertos del tema, Ricardo Lop de Aceros de Hispania, dice que en su web, una de las pioneras de la venta online en España, apenas alcanzan el 0.2%, es decir, 2 ventas por cada mil visitantes.

Para webs que también vayan a tener publicidad podemos hablar de ratios normales de entre un 3 y un 5%

Estos valores, como hemso dicho antes, pueden variar, y mucho, según la tienda, el negocio y el sector.

 

Calcular las visitas

Y por último deberemos calcular las visitas. Para esto deberemos estudiar a las páginas de la competencia y ver que palabras clave les están pasando visitas. Con herramientas como semrush podemos hacerlo de manera fácil. Debemos calcular un objetivo de posicionamiento para las palabras más importantes que hayamos establecido, y definir en qué posiciones de los resultados de búsqueda queremos estar en 3, 6, 9 y 12 meses. Según esas posiciones, y el volumen de búsquedas de cada palabra, podemos hacer un primer cálculo de las posibles visitas.

Este primer cálculo no es más que eso, un cálculo, luego la realidad será otra totalmente distinta, pero al menos nos sirve para ver en qué sector no estamos metiendo, y trazar los primeros planes.

 

 

Con estos cálculos deberíamos tener una primera idea de lo que nuestra empresa va a ganar con un canal online. Pero además de las ventas puras y duras de una tienda online, con una página web tenemos un comercial disponible las 24 horas del días los 7 días de la semana, por lo que además de estas también debemos contar con posibles que clientes que , o bien no quieren realizar la compra online, o bien por su modelo de negocio no pueden comprar pequeñas cantidades. Hay que recordar que estamos hablando de tiendas online para empresas, y puede que un volumen de negocio importante sea con otras empresas, o negocio B2B.

 

(Vistp 13 veces desde l 1/6/17, 1 vistas hoy)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*