Mario Blanco Villanueva

Marketing digital, administración de empresas y logística

La formación de Castilla. Primero fue León. septiembre 1, 2015

La formación de Castilla. El reino de León.

Castilla, nuestra Castilla nace en un contexto muy determinado. Originalmente forma parte de León, pero pronto toma una forma de ser propia. Enclavados en las montañas cántabras, entre La Bureba, Vizcaya, Álava y las propias montañas de Santander, nace el Condado de Castilla, con el Islam al sur, penetrando a sus anchas, bien sea por el valle del Ebro, bien sea directamente atravesando el Duero. Pero eso sería mucho más adelante, antes de eso ocurrieron otras cosas.

El origen de Castilla. El reino de León.

La España musulmana y la España cristiana. Los primeros reinos cristianos.

En 756, Abderrahmán I había establecido el Emirato independiente (resLaecto al Califato abbasí de Bagdad). El nuevo régimen de la España musulmana, que había de durar hasta 929, presentó los mismos caracteres de inestabilidad que se manifestaron durante los primeros cuatro lustros del dominio del Islam, a causa de la tendencia cantonalista de los gobernadores de las provincias y de la oposición racial y religiosa de gran parte de la población. Estos hechos explican la constitución de una república aristocrática en Tolaitola (875-932) y el éxito de la insurrección del renegado Omar-ben-Hafsum, en la Alta Andalucía (844-917). La necesidad de centralizar el poder ante estos hechos motivó el establecimiento de una serie de provincias en los primeros tiempos del Califato. En general, los musulmanes consideraban dividida la Península en tres regiones, orientadas de Norte a Sur : Al-Garb (tierra occidental,  aquí.), Al-Musata (tierra de en medio) y Al-Xarg (tierra oriental) (Algarve, La meseta y levante). Cada una de ellas comprendía cierto número de provincias, que fijó Alhakem II, sucesor de Abderrahmán III. En el mapa reproducimos las existentes en el reinado de este califa. En conjunto se ha de notar el hecho, geográfico, humano e histórico a la vez, que las provincias del Sur y del Este eran más pequeñas y numerosas que las del Centro y del Oeste.

Al Norte de la línea fronteriza entre la Cristiandad y el Islam, fijada en tiempo de Alfonso III, prosperan poco a poco los Estados cristianos. La zona dominada por éstos es más extensa en la Meseta que en los Pirineos. Aquí existen de Este a Oeste los siguientes núcleos : la Marca Hispánica, compuesta por los condados catalanes, rescatados de los musulmanes por las armas de Carlomagno a fines del siglo VIII y principios del IX, y que en esta época forman parte del Imperio carolingio ; los condados de Pallars, Ribagorza, Sobrarbe y Aragón, abiertos en los reducidos límites de los valles pirenaicos ; y el reino de Navarra, que empieza su desarrollo en esta época.

En la Meseta, bajo Alfonso III, florece el reino de León, que comprende, además de su cuna asturiana, los territorios de Galicia, León, Castilla y Bardulia. La verdadera línea fronteriza se halla en el Duero, cuyos pasos están defendidos por las fortalezas de Zamora, Toro y Simancas. Más al Sur se extiende una zona despoblada, Extremadura, teatro de frecuentes luchas, y el territorio de Portugal, que Alfonso III arrebató al Islam al llevar sus armas hasta el Mondego. Más tarde, este territorio se volvió a perder.

 

Audio sobre la frontera del Duero durante la Reconquista

la formación de Castilla

No hay comentarios en La formación de Castilla. Primero fue León.

La época del califato de Córdoba agosto 30, 2015

La época del califato de Córdoba

 

la epoca del califato de córdoba

Mapa de la península durante la época del califato de Córdaba. Las flechas blancas son razzias o algaradas de Abderraman III, las negras de Almanzor.

Haz clic en la imagen para verla más grande.

 

Por espacio de cuatro siglos, del VIII al XI, los musulmanes poseyeron no sólo la porción mayor del territorio hispano, sino además la más próspera, rica y culta. La España del Califato de Córdoba reproduce, con la excepción de la zona norte levantina, estructuras políticas anteriores muy consistentes (primera época del dominio romano, reino visigodo del siglo VI). Por consiguiente, en el referido momento histórico el sujeto esencial en la Península es la zona musulmana y no la cristiana.

Desde el punto de vista del gobierno de Al-Andalus, los núcleos cristianos del Norte eran unos grupos irreductibles y levantiscos, a los que era preciso hacer frente con una organización militar adecuada: establecimiento de un sistema defensivo fronterizo (fronteras inferior, media y superior), operaciones de castigo (expediciones militares o simples razzias), e intervención en su vida política interior (proteccionismo, vasallaje económico, fomento de luchas intestinas, etcétera).

El Califato cordobés durante la época de Abderrahmán III y Alhakem II señala el punto culminante de tal sistema. Los reinos cristianos se ven reducidos a los mismos trances difíciles de sus primeros días de existencia. Las expediciones de los ejércitos califales debilitan sus recursos y energías. Ninguno de ellos se libra de las acometidas musulmanas, que se realizan en cinco direcciones generales: de la orla portuguesa a Galicia o León: del sistema Central al Duero Medio; de Medinaceli a Castilla; de la depresión del Ebro a Navarra, y de la franja levantina a Cataluña. Así se comprueba en el estudio de las campañas de Abderrahmán III y Almanzor que se esquematizan en el gráfico.

Otro interés encierra la España musulmana del Califato. Nos referimos a la propagación de su influencia por el Norte de Africa, siguiendo tendencias anteriores que ya hemos indicado y que tendrán nueva confirmación en los siglos siguientes. En esta dirección, la política de Al-Andalus es también algo particularmente hispano.

No hay comentarios en La época del califato de Córdoba
Categorías: General

Juana I de Castilla, Juana la loca. agosto 13, 2015

Juana I de Castilla, Juana la loca.

Juana I de Castilla, más conocida como Juana la loca, era hija de los reyes católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. A peser de ser la tercera hija de estos, el destino quiso que llegase a reina, aunque nunca ejerció el poder, pues por varios motivos ( la locura, básicamente) fue apartada de este tanto por su padre, Fernando el Católico, como por su hijo, Carlos I de España y V de Alemania (el emperador Carlos V). Juana fue la última reina de Castilla de origen netamente castellano, y junto con su padre Fernando, los últimos reyes de Castilla, pues su hijo Carlos ya sería rey de España.

 

Juana I de Castilla

Juana I de Castilla

Juana fue casada con Felipe de Habsgurgo, conocido por estos lares como Felipe el hermoso. Cuenta la leyenda que la locura de Juana le sobrevino por el amor (no totalmente correspondido, por ser suaves) de Felipe el hermoso. Hoy sabemos que casi con toda probabilidad la locura de Juana tuviera un origen genético, y es que parte de la familia estaba emparentada con la casa reinante en Portugal, pues su abuela materna fue Isabel de Portugal, y también sufrió episodios similares. Esta enfermedad no se manifiesta en todos los miembros, pero sí se va transmitiendo entre ellos. Así, sabemos que casi todos los austrias tuvieron familiares con enfermedades mentales, y todos confluyeron, por lo visto, en Carlos II, llamado el hechizado, casi de forma piadosa, pues el buen hombre no debía ser un dechado de virtudes físicas ni mentales.

 

Os dejamos con algunos documentos audiovisuales sobre la vida de Juana I de Castilla para que podáis conocer un poco más de la vida de esta pobre mujer. Recordemos que pasó casi 2/3 de su vida encerrada en un convento en Tordesillas, primero por su padre y luego por su hijo. Wikipedia.

 

Más artículos sobre Castilla.

 

 

La Rioja es Castilla

No hay comentarios en Juana I de Castilla, Juana la loca.

Emprender en la tercera gran revolución humana junio 25, 2015

emprender en la tercera gran revolución humana 

 

 

 

Emprender en la tercera gran revolución humana

Por suerte o por desgracia nos ha tocado vivir en la época de la tercera gran revolución humana, y hemos de ser conscientes de ello. Anteriormente a esta tercera gran revolución humana hubo otras dos, otras dos revoluciones que cambiaron la vida humana por completo, como esta tercera gran revolución humana la está comenzando a cambiar, aunque en esta ocasión, a mayor velocidad que las dos anteriores.

La primera gran revolución humana

La primera gran revolución humana no fue otra que el descubrimiento de la agricultura. Puede parecer algo menor, pero antes del descubrimiento de la agricultura los humanos éramos nómadas, íbamos de un lado para otro viajando al ritmo de los animales, que a su vez se movían al ritmo de las estaciones y las cosechas de la naturaleza.

Tras del descubrimiento de la agricultura, que no de la ganadería, los humanos se asentaron en poblaciones fijas. El motivo era evidente, había un terreno que cultivar, cosechar, y a la larga, proteger. Por tanto comenzaron a aparecer las primeras poblaciones sedentarias. Esto, junto con la aparición de la ganadería propició que comenzasen a aparecer las primeras propiedades, las primeras clases sociales, las primeras especializaciones laborales, etc, etc. El cambio fue tan brutal que al periodo anterior a la aparición de la agricultura y la ganadería se le llama paleolítico y al posterior neolítico, ahí es nada.

La segunda gran revolución humana

Esta es la información que estabas buscando

publicidad
La segunda gran revolución que cambio la vida humana de arriba a abajo fue la revolución industrial, o mejor dicho, las sucesivas revoluciones industriales. Hasta la aparición de la máquina de vapor todo se hacía de manera artesanal, los productos, los transportes, etc, todo era lento y laborioso, individual y artesano. Con la revolución industrial la vida humana cambia por completo. Aparece la máquina de vapor y este invento se aplica a otra multitud de inventos. Aparecen máquinas para producir cosas, máquinas para transportar cosas, el mercado se comienza a inundar poco a poco de productos, nacen los primeros centros comerciales, el consumismo tal y como lo conocemos hoy, etc.

Este cambio duró decenas, pero transformó la vida humana como no se había transformado desde hacía milenios. Al calor de estos cambios cayó el Antiguo Régimen y surge el mundo nuevo, muy similar al nuestro. Aparecen los obreros tal y como los hemos conocido hasta hace poco, los sindicatos, las huelgas, la lucha de clases, etc. Cayeron reyes y nacieron repúblicas, cayeron imperios y surgieron las naciones estado. Evidentemente todos estos cambios no tuvieron que ver directísimamente con la revolución industrial, pero un cambio llevó a otro, este al siguiente, etc.

La tercera gran revolución humana

Y en estos convulsos tiempos que nos ha tocado vivir estamos viviendo la tercera gran revolución humana que no ha hecho más que empezar. Internet y las nuevas tecnologías lo cambiarán todo de arriba a abajo. ¿Como era nuestra vida hace 20 años? Para los más jóvenes, les recordaremos como terminó un servidor el instituto:
– internet era una cosa de frikis (apenas se usaba ese término) que se usaba para hacer frikadas. Te  conectabas con el cable del teléfono y te cobraban el coste de una llamada local, aunque te conectases a un servidor en Denver, y eso entonces era la bomba
– apenas había páginas web, y las pocas que había eran tan feas a ojos de en día que seguro que muchos ni las mirarían
– la informática pre-Windows 95 era todavía tosca y fea para el usuario. Sí, bueno, estaban los Mac de Apple, porque Apple vendía ordenadores, no teléfonos, aunque vendía muy pocos.
– si te gustaba una chica, o un chico, había que conseguir su teléfono, y llamar a su casa, donde te lo cogían sus padres. Ya había teléfonos móviles, pero en 1995 eran poco comunes, muy poco comunes, y eran muy caros, tanto tenerlos, como usarlos.
– la gentía leía prensa escrita en papel
Y un montón de cosas más que los más jóvenes no creerían.

Esta tercera revolución no va a dejar nada como estaba antes. Las máquinas cada vez harán más trabajos humanos, por tanto, aquellos trabajadores que no sean capaces de aportar más que una máquina, lo tendrán muy mal.

Por supuesto en esta época que se nos viene encima habrá mucha gente que perderá su empleo, seguramente para siempre, pero creo que siempre habrá oportunidades. Recordemos que las necesidades humanas son ilimitadas, y por tanto siempre habrá un hueco que ocupar, aunque esos trabajos ahora ni se nos pasen por la cabeza.

Creo que a grandes rasgos los empleos y negocios del futuro pueden ir por dos grandes caminos:
– los relacionados con la imaginación y el talento humano
– los relacionados con los sentimientos humanos.

Empleo y negocio relacionado con el talento y la inventiva

Un robot puede calcular mucho más rápido que un humano. Su fuerza no se basa en la calidad de sus cálculos, que a través de un algoritmo se reducen a cálculos muy sencillos, sino en la velocidad. Una calculadora no hace cálculos más complejos que un cerebro humano, simplemente hace miles de cálculos sencillos en milésimas de segundo. Con esto quiero decir que es el cerebro humano el que nos ha llevado hasta aquí. El talento humano siempre será necesario. De momento robots como Siri no son capaces de crear nada que no esté programado en su algoritmo. Deep Blue ganó a Kasparov porque un humano la programó para que en su algoritmo pudiera ganar, pero todo lo que se escapa de un algoritmo es terreno al que los robotos no pueden llegar.

La inventiva humana siempre tendrá un hueco en los negocios. Gente creativa que sepa juntar el elemento A y el elemento W para crear otra cosa totalmente distinta e inimaginable en el momento anterior. 

Empleo y negocio relacionado con los sentimientos humanos. 

Los humanos no somos máquinas, somos humanos, y tenemos sentimientos. Nos gusta que nos cuiden, que nos protejan, que nos den conversación, que cuiden de los nuestros, de nuestras mascotas. En todo lo relacionado con la parte más “humana” de los humanos hay un sector de mercado que muy dificilmente se podrá cubrir con máqinas.

¿Demasiado catastrofista?

No soy pesimista con el futuro. El futuro brinda grandes oportunidades, pero sobrevivir nunca fue fácil. Y las nuevas tecnologías estan cambiando nuestra vida a un ritmo elevadísimo. En las fábricas actuales la tasa de producción por humano ya es más baja que hace unos cuantos años, cada vez hay más robots para todo, no solo para mover elementos pesados. Siri es un robot. ¿Cuanto tardaremos en ver telefonistas robots? ¿Acaso no es complicadísimo ya hablar con un humano en los centros de atención al cliente de las grandes empresas?

Cada año el avance de internet y las nuevas tecnologías es mayor. Con la mente puesta en 10 ó 20 años el panorama puede ser muy distinto, por eso hay que estar preparados y comenzar a adaptarnos ya.

El ser humano es un superviviente nato. Hemos colonizado desde los polos hasta los desiertos, islas del Pacífico y el Himalaya. Hemos sobrevivido a genocidios, hambrunas, plagas, guerras continuas…Está en nuestra genética ser previsores. Cuando hace miles de años los primeros homínidos guardaban agua y comida para los dias siguientes estaban demostrando ser muy similares a nosotros.

No hay comentarios en Emprender en la tercera gran revolución humana

La Rioja: Etimología y etnografía mayo 29, 2015

La Rioja: Su etimología y aspecto etnográfico

 

bandera de la rioja

Bandera de La Rioja (Roblanvera) sin escudo.

El conocimiento exacto de la época primitiva se pierde, con el velo del tiempo, en una serie de conjeturas envueltas en el laberinto de opiniones de escritores e investigadores que en restos arqueológicos, huellas de cavernas, dólmenes e inscripciones, con los datos obtenidos de los más antiguos historiadores y geógrafos griegos y romanos, pretenderán esclarecer la vaga realidad histórica. Modernos trabajos de filología, antropología y paleología nos darán con cierta precisión una esfinge de una civilización que no ha podido borrar el paso del tiempo.

En esta historia de reyes tenemos un escenario: La Rioja.

mapa de la zona riojana y aledaños durante la época romana

Mapa de La Rioja durante la época romana.

El nombre de La Rioja

Etimológicamente, para algunos su nombre procede del río Oja que nace en la sierra de la Demanda con la de San Lorenzo, atraviesa el valle de Ezcaray y Ojacastro, pasa por Santo Domingo de la Calzada y desemboca en Haro. Para otros, considerando a la Rioja como tierra vasca, su nombre aparecerá emparentado con los Ruccones (Ruskones) o al río Oja u Oka produciéndose posteriormente una latinización de Rioja (Río Oja) en Riuogia y Riuogiones. Otros dicen que procede de Rivosa o Riosa, por los muchos ríos que la fecundan. Aseguran no pocos que es consecuencia de «roja» por el color de su tierra y el de sus habitantes; otras fuentes la derivan de la voz vascongada Errioguía (tierra de pan), por los muchos cereales en que abunda; y los árabes la llamaron Vélez Assikia (tierra de regadíos o acequias), por los muchos arroyos que bajan de las sierras. Y recientes investigaciones la derivan de los topónimos vascos que pueden equivaler a «Oia-b-arte». (La Rioja desde sus albores).
Delimitando a la Rioja, constituye un amplio e irregular valle de amplios horizontes correspondientes a la Hispania postpirenaica. Como zona geográfica, tiene un ámbito que no corresponde exactamente a su división administrativa como provincia de Logroño y, por ello, se señalaba en la obra “La Rioja, un mundo maravilloso”, que como región vio truncada su unidad al rubricar Javier de Burgos el famoso decreto de unas artificiales provincias, inspiradas en los departamentos franceses, impulsados por esa corriente de centralismo administrativo iniciado con la Revolución francesa. Al analizar los conceptos de «región riojana» o «provincia de La Rioja», en la mayoría de los estudios no se ha tenido en cuenta que como provincia de Logroño se creó en 1822 por R. D. de 27 de enero, disposición que fue derogada en 1823, quedando determinada su actual demarcación en 30 de noviembre del año 1833. De forma somera consideramos que la Rioja, con todos sus componentes e influencias (vasco-navarras-castellanas), constituye en sí una región natural con fisonomía propia y nexo de unión entre Castilla y la región vasco-navarra.

Esta tierra, siempre bella y desafiante, en combinado esquema pictórico, tiene la bandera natural del color de sus montañas, valles y bosques… Es el escenario del nacimiento de esa región que será la base de nuestra historia: la Rioja.

 

No hay comentarios en La Rioja: Etimología y etnografía